Desde el otro lado del mundo

Desde el otro lado del mundo

Proyecto

"Lazos Fraternos"

Un proyecto de atención a personas migrantes que se adapta a la situación de emergencia por el COVID 19


La Asociación Familia Trinitaria, con sede en Lima, ha tomado acción ante la situación de emergencia salitaria por el COVID 19 en el Perú, cuando se instauró un periodo de cuarentena domiciliaria a partir del 16 de Marzo, lo que supuso que se agravara la vulnerabilidad de las personas migrantes de la zoza. Como institución, realizamos acciones en favor de nuestros hermanos venezolanos en esta crisis.

Muchas de las personas voluntarias que habitualmente colaboran con el proyecto, deseaban gustosos apoyar presencialmente, pero la cuarentena no lo permitió. Aun así, están realizando labores de apoyo a través del seguimiento de casos telefónicamente y algunas personas autorizados, realizan las compras y entregas a las familias necesitadas.

Para muchas familias, imposibilitadas para realizar trabajos ambulantes, quedaron sin recursos para poder alimentarse, por tanto organizamos una entrega de víveres para nuestros beneficiarios peruanos y migrantes para el día 26 de Marzo, con productos propios, donaciones de Cáritas Lima, y compras que realizamos para completar las canastas. Las trabajadoras sociales apoyaron con la lista según prioridades. Se entregaron, 50 bolsas completas y algunos víveres extras a 30 familias más.

Los dos días siguientes, llegaron más alimentos que se complementaron con nuevas compras,  a una población que solicitaba más ayuda. Aunque los casos registrados fueron los primeros en recibir esta ayuda, la situación del país puso a muchas más familias en dificultades económicas y con imposibilidad para alimentarse y extendimos el apoyo a estas personas.

Gracias al aporte del Proyecto Lazos Fraternos se han podido realizar compras complementarias, pero es tanta la demanda que se está haciendo un llamado a la solidaridad de aquellos que están en mejor situación, con donaciones en efectivo para poder comprar más víveres.

Es así como se han realizado hasta el día 5 de Mayo diversas entregas de alimentos, se pasó de la entrega en sede al reparto casa por casa y luego en grupos pequeños apoyados por los voluntarios, atendiendo un total de 248 familias migrantes de la comunidad y también a compatriotas de escasos recursos.

Todos deseamos salir de la crisis y que las familias vulnerables puedan tener una alimentación básica y condiciones dignas, por eso es importante compartir con ustedes lo que venimos haciendo. Agradecemos su apoyo emocional y su solidaridad, ya que es un gran esfuerzo de servicio al hermano.